El 10 de Febrero Ingeniería Cinegética de la Mancha citaba a sus monteros para montear la mancha La Pedrera.

   Las armadas se colocaron con rapidez y pronto se empezó a comprobar que la mancha estaba buena; con los perros esperando en el bar ya se habían escuchado más de 50 detonaciones y así durante toda la mañana, donde los lances y las ladras no paraban de sucederse.

     Al finalizar la montería se pudo comprobar el buen resultado del día, presentando 24 jabalís y 3 ciervas, número que se podía haber aumentado si algunos puestos hubieran andado más finos.

    Mencionar el buen trabajo de las rehalas (Lorenzo, Bienve, Benjamín, Juanlo y Fernando) y lamentar la muerte de uno de esos perros de bandera (El Pirata), que hacen que los monteros y el perrero disfruten de su valentía.