El 21 de Febrero despedíamos la temporada en la Finca El Picazo, la espectación era máxima ya que la mancha estaba muy tomada. Así lo puedieron comprobar los monteros mientras se colocaban en los puestos, viendo el monte removido entero.

      A las 12:20 se soltaban las rehalas y los lances; durante toda la mañana no dejaron de sucederse, escuchándose por las emisoras conforme transcurría la montería los numerosos machos que se estaban abatiendo.

      En la junta de carnes se pudo comprobar el calibre de los machos abatidos, presentándose 58 jabalís con 21 bocas, alguna de ellas pendiente de homolagación.

      Dicho resultado podría haber sido más abultado si el comportamiento de algunos Agentes Medioambientales durante el transcurso de la montería hubiese sido el adecuado.

      Desde Ingeniería Cinegética de la Mancha queremos dar las gracias a todos aquellos monteros que nos acompañaron durante esta jornada.