El domingo 23 monteábamos El Castellar, finca de 1.000 ha que cazábamos con solo 40 puestos y 10 rehalas, era un gran reto.

     Los jabalíes estuvieron mal repartidos, cargándose más en una zona que en otra.

     Al final de la mañana 16 jabalíes 2 de ello con grandes bocas completaban el tapete. Con un poquito más de acierto de los monteros el número podría hacer sido mayor.