Por quinto año monteábamos nuestra finca estrella "La Osilla" y todo el mal tiempo que no ha hecho durante el invierno lo hizo ese día, aire mucho aire, agua y granizo  deslucieron la montería y provocaron  que a los monteros se les colaran los cochinos sin enterarse.

     Aun así hubieron muchas ladras y detonaciones durante toda la mañana, llegando al tapete 51 jabalíes con 12 bocas. Otro año más cumplió.