MUCHA CAZA, estas palabras resumen perfectamente lo que ocurrió ese día. El día acompaño, pocos puestos y carreras y lances durante toda la montería. Antes de soltar se escucharon los primeros disparos y estos ya no cesaron aun estando los perro ya encerrados en los carros. 

     Nos sorprendió la gran cantidad de jabalíes que había en la mancha, cosa no usual y nos fallaron los machos. Para la gran cantidad de caza que albergaba la mancha, ese día los machos o no dieron la cara o no estaban allí.

     Aun así conseguimos un buen resultado y la montería cumplió.